lunes, 26 de agosto de 2013

Cupcakes de Conguitos de chocolate blanco


¿Se acuerdan de aquel anuncio?

♪♪"Somos los conguitos y estamos requetebién, vestidos de chocolate, con cuerpo de cacahué. Somos redonditos y siempre vamos a cien, con chispa, ritmo y marcheta, para que lo pases bien."♪♪

Y tan bien que te lo pasas cuando abres una bolsita. Me encantan. Yo no se si hace tiempo que comercializan los de chocolate blanco, pero yo los descubrí esta semana. A decir verdad, quien los descubrió fue mi hija, a la que le faltó tiempo para pedirme unas cupcakes de este sabor.

No están mal, pero yo sigo prefiriendo el sabor de toda la vida con chocolate negro. Tal vez es porque lo asocio a recuerdos infantiles. Mi madre, como la mayoría de las amas de casa, hacía una gran compra en el supermercado a final de mes. Siempre nos traía algo con chocolate. Unas veces era una caja de Maltesers, otras una tableta grande de Toblerone o unas bolsas de Conguitos.

Nunca me había planteado el origen de los conguitos pero ¿y si les digo que la imagen del paquete fue ideada por un publicista tras la independencia del Congo belga? Curioso ¿no les parece?

 Ahora traen impresa la carita de la mascota en cada uno. ¡Si es que da hasta pena comérselos!




Para preparar los cupcakes utilicé estos ingredientes:

  • 100 ml de aceite de girasol
  • 150 grs de azúcar
  • 3 huevos medianos
  • 200 grs. de harina simple de trigo
  • 1 y 1/2 cucharadita de levadura
  • 120 ml de leche
  • 2 cucharadas grandes de manteca de cacahuete 
  • 1 bolsa grande de conguitos 
 Y para la buttercream:

  • 150 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 300 grs. de azúcar glas 
  • 150 grs. de chocolate blanco

Primero preparamos el horno precalentándolo a 180º y ponemos las cápsulas en el molde.

Mezclamos el aceite con el azúcar, le añadimos los huevos y batimos hasta que estén algo espumosos.

Tamizamos la harina con la levadura y la vamos añadiendo a la mezcla anterior, intercalándola con la leche.

Por último, añadimos la manteca de cacahuete y lo batimos hasta que se haya incorporado bien.

Repartimos la mezcla en las cápsulas llenándo sólo hasta la mitad de su capacidad, porque si no rebosarían.

¿Y los conguitos? No, no me he olvidado. Yo en principio pensaba partirlos pequeñitos, pero ya la crema de cacahuetes trae trocitos, así que, siguiendo el consejo de una amiga, los fui poniendo enteros en cada cápsula. Unos 3 ó 4 son suficientes.

Ponemos en el horno y los horneamos a 170º unos 25 minutos aproximadamente.

Las sacamos del horno y a los 5 minutos las pasamos a una rejilla para que acaben de enfriarse.

Mientras preparamos la crema.

Derretimos el chocolate como nos sea más sencillo. Yo lo pongo en el microondas a 700 w un poco menos de un minuto y lo revuelvo hasta que se disuelve. Luego se deja enfriar o estropearía la mezcla.

Batimos la mantequilla y le vamos incorporando poco a poco el azúcar glas tamizada, siempre con la batidora de varillas hasta que vemos que la crema se aclara. Luego le añadimos el chocolate y batimos hasta que tenga la consistencia adecuada. Se es necesario lo dejamos un rato en la nevera antes de usarlo.

Cuando las cupcakes están frias ponemos la crema en una manga pastelera y adornamos con nuestra boquilla preferida.




 


 ¿Y tú cual prefieres, el blanco o el negro?