sábado, 26 de julio de 2014

Corazones de dátiles



¿Te gustan los dátiles?
 
No suelo preparar muchas recetas con este fruto, pero un par de veces al año compro un paquete de los que vienen deshuesados.
 
Alguna vez me los he comido con beicot (bomba de calorías), otras rellenos de queso crema y nueces (una de mis favoritas) y casi siempre como parte de algún bizcocho, aunque aún no había puesto ninguna de estas recetas en el blog.
 
Es un alimento muy energético y tiene una gran cantidad de calorías, vitaminas y minerales y, aunque parezca una fruta desecada, como los higos, orejones, pasas o ciruelas no lo es. Tiene la particularidad de que se deja secar al sol, en la palmera,  antes de ser recolectado y no después.
 
Indispensables en el Ramadán, (mes sagrado musulmán), en el que nos encontramos hasta el día 28 de julio, ya que con ellos se rompe el ayuno diario después de la puesta del sol, debiendo ingerirse 3 dátiles y bebiendo leche.
 
También existe un ritual en las bodas marroquíes en el que los novios se dan de comer dátiles y de beber leche el uno al otro.
 
¡Hay que ver como una fruta tan sencilla puede ser la protagonista de cosas tan importantes!
 
Yo no conocía nada de esto hasta que empecé a investigar por estos mundos de internet. Lo que si sé es que esta receta no sería tan buena sin su participación.
 Si quieres prepararlos vas a necesitar estos ingredientes:
 
125 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
125 grs. de azúcar
2 huevos medianos
150 grs. de harina simple de trigo
1 cucharadita de levadura en polvo
Ralladura de un limón
50 ml. de leche semidesnatada
150 grs. de dátiles deshuesados picados muy pequeños

Preparamos el molde que vayamos a utilizar. Yo usé uno de silicona y, aunque no suele hacer falta, a mi me gusta engrasarlo ligeramente.
 Ponemos a precalentar nuestro horno a 180º y nos metemos en faena.

En un bol batimos la mantequilla con el azúcar (mejor si es con batidora de varillas eléctrica, ya que ahorramos tiempo y esfuerzo).

Cuando la mezcla esté esponjosa vamos incorporando los huevos, uno a uno y sin dejar de batir cada vez.

Tamizamos la harina y la levadura juntas y las añadimos junto a la ralladura de limón.

Echamos la leche y por último los dátiles mezclando todo y distribuyendo  la fruta de manera homogénea.

Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos unos 20 ó 25 minutos a 180º.

Cuando estén listos retiramos del horno y dejamos entibiar, sin desmoldar, durante unos 15 ó 20 minutos. Luego sacamos los corazones con cuidado de los moldes y ponemos sobre una rejilla para que acaben de enfriarse.
 Puedes espolvorearlos con un poco de azúcar glas si lo prefieres. 
 
Acompañados con una buena taza de té están.......riquíiiiiiisimos.





Versión para imprimir






 

martes, 22 de julio de 2014

Tarta de Violetas


Cuando vi esta tarta en el canal de Cosas de Loli por primera vez lo primero que pensé fue ¡pero que bonita se ve!
Y es que el violeta es uno de mis colores favoritos.

Luego, mis papilas gustativas empezaron a rescatar de la memoria ese delicado sabor de los caramelos de violetas que ¡me encantan ! y fue cuando decidí que tenía que hacerla, sí o sí.
Esta la receta la preparé el año pasado y lo que más me costó (no se lo van a creer) fue encontrar los caramelos.
Yo pensaba que en cualquier parte se vendían pero estuve más de tres meses recorriéndome todos los supermercados y tiendas de chuches que veía hasta que pude comprarlos. ¿Dónde? Pues en Carrefour.
Fue mi hija quien los vio y me dijo ¿mamá, no es esto lo que buscabas? Messenger - Emoticonos - 1508943  ...Me llevé seis cajitas.
Es verdad que no todo el mundo comparte este gusto. A mi hijo, por ejemplo, no le atraen para nadaMessenger - Emoticonos - 1508484  (por suerte para el resto de la familia, Messenger - Emoticonos - 1508481 )


Los ingredientes que necesitaremos serán estos:

Para la base de bizcocho:

75 grs. de azúcar
75 grs. de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
3 huevos medianos
Ralladura de 1 limón

Para la mousse

1/2 litro de nata para montar (35% materia grasa)
150 grs. de caramelos de violetas
300 grs. de queso crema 
6 hojas de gelatina
125 ml. de leche

Para la cobertura:

3 hojas de gelatina
200 ml. de agua
100 grs. de caramelos de violeta

Empezaremos preparando la base de bizcocho Yo lo hice en el microondas, pero si no tienes o no te gusta utilizarlo puedes hacerlo en el horno tradicional a 180º unos 15 ó 20 minutos.

Ponemos los huevos y el azúcar en un cuenco, a baño María y los batiremos hasta que veamos que han triplicado el volumen original. Retiramos y dejamos que enfríen un poco.

Tamizaremos la harina con la levadura y lo incorporaremos, junto con la ralladura de limón a los huevos utilizando una espátula , teniendo cuidado de hacerlo de manera suave.

Lo volcamos en un recipiente apto para microondas y lo pondremos a máxima potencia unos 4 minutos.

Lo dejaremos enfriar antes de desmoldarlo.

Mientras prepararemos la mousse.

Montamos la nata y le añadimos los caramelos previamente molidos mezclándolo todo bien.

Pondremos a hidratar la gelatina con agua fría mientas disolvemos el queso con la leche en un cazo a fuego lento.

Escurrimos la gelatina y se lo añadimos a la leche, mezclando hasta que esté bien disuelta. Retiramos del fuego y dejamos enfriar antes de añadirlo a la nata.

En un molde, preferiblemente desmontable, pondremos la base de bizcocho y cubriremos con la mousse, dejándolo en la nevera hasta que haya cuajado completamente.

Cuando la tarta esté cuajada prepararemos la cobertura. Para esto pondremos a hidratar la gelatina en un poco de agua fría mientras en un cazo disolvemos los caramelos con el agua, a fuego suave.

Cuando se hayan disuelto todos los caramelos añadiremos la gelatina escurrida mezclándola bien.

Dejamos enfriar un poco antes de cubrir la tarta con ella para evitar que se disuelva la mousse.

Volvemos a poner en la nevera hasta que cuaje la gelatina.

Adornaremos a nuestro gusto, teniendo en cuenta que si utilizamos caramelos para ello, es mejor hacerlo justo antes de servir, ya que con la humedad del frigorífico pueden disolverse un poco.



¡Que aprovechen! Messenger - Emoticonos - 1508623

lunes, 7 de julio de 2014

Cuadraditos de frambuesa y nata


 
¡Hola! Después de ¿cuánto? Pues después de un larguísimo mes y medio. Como dirían por Andalucía "casi ná".
 
Mil perdones a todas y todos. Un problema de salud familiar me ha tenido apartada del blog (que no de la cocina) durante todo este tiempo.
 
La situación sigue ahí y va a ir para largo, pero al menos ya nos vamos organizando y voy teniendo algo más de tiempo para dedicarlo a "mis cosillas".
 
Para compensarles voy a dejar una receta muy sencilla pero que está para no dejar ni una miga.
 
Y es que combinar nata y unas deliciosas y maduras frambuesas frescas es una tentación no ya grande, GRANDÍSIMA ¿O no?
 

Vamos a utilizar estos ingredientes:
 
Para la base:
 
325 grs. de harina simple de trigo
1/2 cucharadita de sal fina
4 cucharaditas de levadura en polvo
100 grs. de azúcar glas
125 grs. de mantequilla fría
125 ml. de nata para montar
1 huevo mediano
 
Para cubrir:
250 grs. de frambuesas frescas
2 cucharadas de azúcar glas
250 grs. de nata para montar (35% de materia grasa)
 
Comenzaremos la preparación poniendo a calentar nuestro horno a 200º y cubriendo una bandeja con papel vegetal.
 
En un bol pondremos todos los ingredientes secos tamizados y bien mezclados.
 
Cortamos la mantequilla (debe estar fría) en cuadraditos pequeños y lo añadimos a la mezcla seca, mezclando con los dedos hasta que tenga un aspecto de apariencia arenosa.
 
Aparte mezclamos bien el huevo, ligeramente batido, con la nata (sin montar).
 
Lo añadimos a la mezcla anterior con ayuda de un tenedor hasta obtener una masa blanda y homogénea (si hiciera falta podemos añadir un poco más de nata hasta tener la consistencia adecuada).
 
Hacemos una bola con la masa y la volcamos sobre una superficie enharinada, estirándola con ayuda de un rodillo hasta obtener un cuadrado de aproximadamente 1 cm. de grosor (podemos espolvorear con algo más de harina para que el rodillo no se pegue).
 
Cortamos en pequeños cuadrados (aproximadamente unos 12 ó 14) y los vamos colocando en la bandeja de horno que habíamos preparado, dejando suficiente espacio entre ellos para que crezcan sin pegarse unos a otros (si fuera necesario usaremos dos bandejas).
 
Introducimos en el horno a 200º y dejaremos que se hagan durante unos 12 ó 15 minutos. Estarán listos cuando veamos que empiezan a dorarse por los bordes (¡ojo! Míralo a través del cristal, no abras el horno hasta que no hayan pasado al menos 10 minutos)
 
Pasaremos los cuadrados a una rejilla con cuidado hasta que enfríen totalmente.
 
 
 
Montaremos la nata con la batidora de varillas para que quede esponjosa añadiéndole en el proceso las 2 cucharadas de azúcar glas y la introducimos en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste.
 
Cubrimos los cuadrados con la nata y añadimos las frambuesas.
 
 
 
Como soy una viciosa de los frutos rojos cuando fui a adornar me faltaron algunas frambuesas y eché mano de un poco de lemond curd y de mermelada de fresa que tenía en la nevera.
 
 
¡Para todos los gustos!
 
¿Tú con cual te quedas?
 
 
 
 
 
https://sites.google.com/site/dulcespecadosyotraslujurias/cuadraditos-de-frambuesa-y-nata
Versión para imprimir