lunes, 30 de marzo de 2015

Mariposas (magdalenas) de chocolate




La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido...

Siiiii. Ya ha llegado. Hoy ha hecho un día de sol estupendo y el cielo nos está regalando un color azul intenso. ¡Precioso!

Y para celebrarlo, voy a poner unas mariposas en mi blog. ¿Qué te parece la idea?

Por supuesto una celebración siempre es mejor si se acompaña de... ¡CHOCOLATE!
 
 
 
 Llenemos nuestra cocina de primavera con estas pequeñas delicias.


 Para prepararlas lo primero que haremos será poner la mantequilla con el azúcar en un bol y batirlas con la batidora de varillas.

Cuando la mezcla sea esponjosa añadiremos los huevos uno a uno batiendo bien cada vez.

Tamizamos la harina, la levadura y el cacao y lo añadimos a la mezcla anterior ayudándonos con una cuchara de madera hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Cubrimos el bol y dejamos reposar durante 1/2 hora aproximadamente.

Pasado ese tiempo ponemos a precalentar el horno a 180º y preparamos el molde con unas cápsulas de papel.

Distribuimos la mezcla llenando las cápsulas hasta las 2/3 de su capacidad y horneamos a 180º durante unos 20 minutos (ya sabes, cada horno es especial y puede variar un poco el tiempo).

Cuando estén listas las sacamos y dejamos reposar durante no más de 5 minutos antes de sacarlas del molde y ponerlas a enfriar sobre una rejilla.


Una vez frías prepararemos el glaseado. Para ello tamizaremos el cacao y el azúcar glas en un bol y le añadiremos la mantequilla.

Batiremos con la batidora de varillas añadiendo una cucharada de leche para ayudar a la mezcla. Cuando tengamos una crema homogénea incorporamos la otra cucharada de leche y batimos un poco más. Esto ayudará a que quede más suave.

Ahora a por nuestras mariposas.

Con ayuda de un cuchillo cortaremos la parte superior de las magdalenas, pero no en recto, quedará mejor si se hace con un ángulo descendente, de forma que quede un huequecito como en esta foto.


El trozo que hemos quitado lo cortaremos en dos. Serán nuestras alas.

Cubriremos este hueco con un poco de crema de glaseado de chocolate y colocamos encima las alas.

Acabamos poniendo en el centro una almendra para simular el cuerpo de la mariposa.

 
 Cuando estuvieron acabadas no se que pasó pero desaparecieron "volando" (>‿◠)✌






Versión para imprimir
 





 

lunes, 16 de marzo de 2015

Buñuelos de mermelada de fresa



 
Hoy estoy super-super-contenta, aunque suene algo pijo. ¿El motivo? Por fin llegó a la librería el segundo libro de Bea Roque, de El rincón de Bea Delicias para compartir. y, por supuesto, ¡ya es mío! jejejejeje
 
En cuanto lo he visto me lo llevé derechito a la caja para pagarlo sin mirar ni siquiera el índice, cosa que suelo hacer con todos los libros de recetas. ¡Y es que estoy tan segura de que me va a gustar!
 
Aunque la receta que te traigo hoy no es de este libro, sino de otro que compré hace ya un tiempo y del que todavía no había hecho nada. Es este
 

Te lo recomiendo porque, como dice en la portada, están para chuparse los dedos. Mira que deliciosos se ven.
 
 
 Y aquí va la receta. Algo entretenida y, lo peor, el tiempo de espera para el levado, pero te aseguro que vale la pena.

 
Pondremos en un tazón la leche con la levadura y el azúcar. Lo tapamos con film transparente y dejamos que fermente durante unos 10 minutos.
 
En un bol grande tamizamos las harinas juntas y les añadimos la sal, la mantequilla y los huevos ligeramente batidos. Lo mezclamos todo ayudándonos con una cuchara de madera y le incorporamos la mezcla de levadura.
 
Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y amasamos durante unos 15 minutos aproximadamente, hasta obtener una masa blanda pero no pegajosa.
 
Cortamos trocitos de papel de hornear en una bandeja (este truco es de una conocida de Tenerife, Ana) y vamos cogiendo porciones de masa y formando bolas (o bolitas, depende de que tamaño los prefieras) y las vamos colocando sobre el papel. Cubrimos con un paño húmedo y dejamos reposar unos 10 minutos. Volvemos a darles formas y esta vez los dejamos fermentar cubiertos con film transparente ligeramente engrasado durante una hora aproximadamente.
 
Pasado este tiempo los destapamos y dejamos pasar unos 10 minutos más.
 
Mira qué diferencia.
 
 
Calentamos el aceite (échale un vistazo al truquillo nº 1) y con ayuda del papel iremos echando los buñuelos en la sartén. Freiremos durante 1 minuto por cada lado a fuego medio-alto.
 

Retiramos y dejamos en una bandeja cubierta con papel absorbente hasta que enfríen.

 
Rellenamos con la mermelada de fresa.


Y por último los rebozamos en el azúcar glas.

 

¡Pero que buenos están!

 
Anímate a prepararlos y luego me cuentas cuánto te duraron (>‿◠)✌






Versión para imprimir






 

domingo, 1 de marzo de 2015

Bizcocho de higos secos al vino de Madeira



Ponte tu mejor disfraz y entra en el carnaval, que es para ti, venga ya. ¡A cantar, a bailar, a reír!... Estamos aún en fechas de carnavales ¿tú te disfrazas?

Yo soy una fiestera nata y esta es una de las marchas que no me gusta perderme.

Cada año intento salir al menos una vez para no quedarme con el gusanillo y por supuesto este año también fue así, aunque por los pelos. A punto estuve de perdérmelo pero al final fui con unas amigas al Carnaval de Día y me lo pasé genial.

No viene nada mal "desmelenarse" alguna vez que otra, y digo desmelenarse literalmente. ¿Tú cómo me ves?


Me encantan los disfraces de "mala" ¿Tú no crees que siempre el vestuario de la mala de la película es mucho más impresionante que el de la buena? ¿O es que me lo parece a mí?

Esperando estoy a que se estrene Cenicienta para echarle el ojo al "ropero" de la madrastra jejejeje.

Bueno, a lo nuestro. La receta de hoy surgió para aprovechar unos higos que tenía en la despensa, aunque en realidad lo que tenía en mente era hacer un parfait de higos como el que comí hace un par de meses con unas amigas.

El caso es que el tiempo aún no está para cosas frías y lo que me apeteció en realidad fue disfrutar del calor y el olor de preparar un buen bizcocho en el horno.

Este fue el resultado final. 


Para prepararlo necesitaremos:

200 grs. de azúcar
3 huevos medianos
250 grs. de harina integral
1 sobre de levadura en polvo
200 ml. de leche
60 grs. de aceite vegetal
80 grs. de higos secos
1/2 vaso de vino de Madeira

Para el glaseado:

150 grs. de azúcar glas
2 ó 3 cucharadas de vino de Madeira

Lo primero que haremos será trocear los higos y ponerlos a rehidratar en el vino durante unos 20 minutos. 

Cando ya estén pondremos a precalentar el horno y preparamos el molde que vayamos a utilizar , engrasándolo si fuera necesario. 

Batiremos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.

Añadimos el aceite, la leche y el vino.

Tamizamos la harina con la levadura y lo incorporamos a la mezcla. 

Por último añadimos los higos y mezclamos para distribuirlos bien.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos a 180º durante unos 45-50 minutos (dependiendo del horno).

Cuando comprobemos que está listo sacamos y dejamos entibiar antes de desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Preparamos el glaseado mezclando el azúcar con el vino y pintamos el bizcocho con él.



¡Y a disfrutarlo!


♫ Porque tienes que saber que por dónde pasa él no hay vencidos ni vencidas 




Versión para imprimir