miércoles, 28 de octubre de 2015

Muffins de calabaza



¡Menudo otoño estamos teniendo en Canarias!

Ha llovido como hace tiempo no lo hacía y, teniendo en cuenta que no estábamos preparados para ello, las consecuencias han sido en algunos sitios desastrosas. Mucho ánimo para todos aquellos que se han visto afectados por este tiempo.
 
Estamos en octubre ya, y aunque yo esté de vacaciones, no he parado ni un momento. Como cada año, es el momento que aprovecho para hacer un poco de bricolaje y cambiarle la cara a alguna parte de la casa.
 
Esta vez le tocó a la que era la habitación de mi hijo, que, no es por fardar, pero me quedó de lujo. Mi trabajito me costó y algún que otro dolor de espalda también jejejeje. Pero valió la pena, como dice en la canción.
 
Que sí, que también le doy a la brocha, el martillo y la cola de empapelar cuando hace falta. Aunque eso sí, esta semana no quiero ¡ni verlos!
 
Y entre brochazo y brochazo, ¿habrá que comer no? Pues para animar la cosa y recuperar fuerzas qué mejor que unos deliciosos muffins de calabaza, y si los cubres con un glaseado de naranja, vamos ya ni te cuento.
 
 
Los ingredientes que llevan son:
 
180 grs. de azúcar
140 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
3 huevos grandes
1/2 cucharadita de cardamomo en polvo
300 grs. de harina simple de trigo
1 sobre de levadura en polvo
300 grs. de puré de calabaza (puedes ver aquí como lo preparo yo)
 
Y para el glaseado de naranja:
1 taza de azúcar glas
2 ó 3 cucharadas de zumo natural de naranja (las que necesites para tener la consistencia adecuada)
1 cucharadita de ralladura de cáscara de naranja.
 
Preparamos el molde de muffins con las cápsulas o los moldes que queramos utilizar y ponemos a calentar nuestro horno a 180º.
 
En un bol pondremos el azúcar y los huevos y los batiremos hasta que estén espumosos.
 
Añadimos el aceite y el cardamomo y los mezclamos bien.
 
Incorporamos la harina tamizada junto a la levadura y batimos un poco más.
 
Por último ponemos el puré de calabaza mezclándolo todo bien. Yo este paso suelo hacerlo con una cuchara de madera más que con la batidora.
 
Repartimos la mezcla en las cápsulas (recuerda, no las llenes hasta el borde, deja espacio para que suban) y llevamos al horno a 180º.
 
Estarán listas pasadas unos 20 a 25 minutos aproximadamente.
 
Sacamos del horno y tras cinco minutos las pasamos a una rejilla para que se enfríen.
 
 
Preparar el glaseado es un juego de niños. Sólo tienes que mezclar el azúcar con el zumo en una taza y revolver hasta que tengas la consistencia adecuada para poder glasear. Puedes ponerle un poco más de zumo si ves que lo necesitas. Añades la ralladura y listo.
 
 
 
¡A disfrutar del otoño!
 
 
 
 

Versión para imprimir
 
 
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 12 de octubre de 2015

Cupcakes de zanahoria con crema de queso



Con lo que me gustan los bizcochos de zanahoria y hasta ahora no había preparado una receta de cupcakes. Aunque creo que sé cual es el motivo, no podría parar porque me vuelven loca.
 
Me encanta su textura y el contraste con la crema de queso. Una de mis favoritas, sin dudarlo.
 
Para no caer repetidamente en la tentación las preparé una de esas noches en las que tenía que ir a trabajar, ya saben, en estos casos es mejor compartir (>‿◠)
 
Esta receta es una adaptación de la que tiene Ivana en su blog Cupcakes a diario. Magnífica repostera y fotógrafa. Yo alucino con sus fotos. ¡Ay, cuánto hay que aprender!
 
 
Para prepararlas vamos a necesitar estos ingredientes para las cupcakes:
 
1 taza de zanahoria rallada
2 huevos L
120 grs. de azúcar moreno
120 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
1 cucharadita de extracto de vainilla (yo usé vainilla en pasta)
120 grs. de harina simple de trigo
1/2 cucharadita de canela (esto es opcional)
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
 
Y estos para la crema de queso:
 
60 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
160 grs. de queso crema bien frio (yo lo saco de la nevera en el momento que lo voy a usar)
1 cucharadita de ralladura de naranja muy fina
450 grs. de azúcar glas.
 
Preparamos el molde para las magdalenas colocando las cápsulas que vayamos a utilizar y ponemos a precalentar nuestro horno a 180º.
 
En un bol batimos bien el azúcar con los huevos y añadimos posteriormente el aceite, sin dejar de batir.
 
Aparte tamizamos la harina, la canela, la levadura y el bicarbonato juntos y los incorporamos a la masa anterior, batiendo lo justo hasta que estén todos los ingredientes integrados.
 
Por último añadimos la vainilla y la zanahoria mezclando todo muy bien.
 
Repartimos la masa en los moldes llenando las cápsulas hasta los 3/4 de su capacidad y horneamos a 180º unos 25 minutos aproximadamente (ya sabes que cada horno es "especial" y los tiempos pueden variar un poco).
 
Cuando estén listas (pinchas con un palillo y éste sale limpio) las retiramos y dejamos reposar 5 minutos antes de sacarlas del molde. Es importante no sobrepasar este tiempo porque corres el riesgo de que las cápsulas se despeguen de la magdalena.
 
Las ponemos a enfriar sobre una rejilla y mientras preparamos la crema de queso.
 
Ponemos en un bol la mantequilla y la batimos (yo uso batidora de doble varillas) ligeramente hasta que tenga aspecto de crema.
 
Añadimos el azúcar glas tamizada poco a poco mientras seguimos batiendo hasta que estén bien mezclados.
 
Añadimos el queso y la ralladura de naranja y batimos unos minutos más.
 
Una vez lista la dejamos en la nevera para que acabe de coger la consistencia adecuada para decorar.
 
Cuando las cupcakes se hayan enfriado completamente las decoraremos con la crema de queso y con algún detalle si te apetece. Yo les hice unas zanahorias pequeñitas con fondant.
 
 
¿Te apetece? Es que están ¡delicious! (✿◠‿◠)
 
 
 

Versión para imprimir
 
 
 





jueves, 1 de octubre de 2015

Cupcakes de cerveza negra



¡Madre mía! No puedo creer que no haya publicado nada desde julio, no me parecía que hubiera pasado tanto tiempo.
 
La verdad es que ha sido más que nada por cansancio. Mucho trabajo y poco tiempo libre para sentarme delante del ordenador.
 
Hoy empiezo mis vacaciones y me pareció que la mejor forma de hacerlo era publicando esta receta de cupcakes.
 
Y tú dirás, ¿De cerveza negra? Si es que a mí no me gusta la cerveza.
 
Te cuento un secreto, a mi tampoco pero estas cupcakes están de vicio. Las favoritas de mi amiga Ana y de mi hija que me las pide una vez, y otra, y otra...
 
 
 
La receta es de nuestra querida Alma Obregón. De las que  he hecho es la mejor con diferencia. Queda un bizcocho muy suave y húmedo, con un sabor muy peculiar pero delicioso que combina a la perfección con la crema de queso que lo cubre. ¡Increíbles!
 
Estos son los ingredientes que necesitaremos para las magdalenas:
 
125 grs. de cerveza negra (yo he usado Guinness pero puede hacerse con otras marcas)
125 grs. de mantequilla sin sal (no hace falta que esté a temperatura ambiente)
40 grs. de cacao en polvo (mi favorito es el de Valor, sin azúcar)
100 grs. de azúcar moreno
100 gras. de azúcar blanco
1 huevo L
1/2 cucharadita de extracto de vainilla (utilicé vainilla en pasta de Home Chef)
60 ml de leche semidesnatada
1 cucharadita de zumo de limón
140 grs. de harina simple de trigo
1 cucharadita de bicarbonato
1/4 cucharadita de levadura en polvo
 
Y estos para preparar la crema:
 
125 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
300 grs. de azúcar glas
125 grs. de queso tipo crema frío
 

Encendemos el horno a 180º  y preparamos el molde colocándole las cápsulas que vayamos a usar.
 
Mezclamos la leche y el limón y lo dejamos reposar unos diez minutos. Veremos que la leche presenta aspecto de estar cortada. Es lo que queremos conseguir.
 
En un cazo pondremos la mantequilla y la cerveza a fuego suave hasta que  la mantequilla se haya derretido completamente. Retiramos el fuego y le incorporamos los dos tipos de azúcar batiendo bien. Si se ha calentado mucho dejaremos que enfríe.
 
Añadimos el huevo y la vainilla y seguimos batiendo.
 
En un bol tamizamos la harina, el bicarbonato, la levadura y el cacao y le añadimos la mezcla anterior batiendo bien hasta que sea homogénea.
 
Llenamos las cápsulas hasta 2/3 de su capacidad y horneamos a 180º durante unos 20 minutos aproximadamente.
 
 
Cuando estén listas las sacamos del horno y pasados 5 minutos (no más para evitar que se desprendan las cápsulas) las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen totalmente.
 
 
 
Mientas podemos preparar la crema que queso.
 
Batimos la mantequilla con una batidora de varillas durante unos minutos y vamos incorporando el azúcar glas tamizada de varias veces mientras seguimos batiendo unos minutos más.
 
Por último añadimos el queso bien frío, de una sola vez, y seguimos batiendo hasta obtener la crema. Serán unos 5 minutos más aproximadamente.
 
Reservaremos la crema en la nevera  hasta que vayamos a utilizarla.
 
Cuando las cupcakes estén totalmente frías las adornaremos con la buttercream.
 
 
Y ahora sólo nos queda pegarles un mordisco.
 
Ummm, son de película.
 
 

 
 
Versión para imprimir