miércoles, 18 de diciembre de 2013

Tarta de Ferrero Rocher


 
Que no, que no he dejado el blog ni he dejado de elaborar recetas "pecaminosas".
 
La verdad es que he estado preparando más cosas que nunca y tengo unas cuantas recetas para compartir con todos, a cual mejor.
 
Esta no es precisamente la primera de las que he hecho pero como ya no nos queda nada para el 25 de diciembre (♪ fun, fun fun ♫), la adelanto por si alguien quiere prepararla.
 
Es espectacular y, aunque lleva un poquito de trabajo (sobre todo si es la primera vez que la haces), el resultado es fabuloso, tanto para la vista como para el paladar.
 
Esta fue la primera que hice, para el día de Navidad de 2012 siguiendo la receta que encontré en el blog "Cosas de Loli" tiene un montón de ideas y recetas estupendas. Te enganchará.
 
 
Este año, la fiesta del curro fue un estupendo asadero en casa de una compañera, en Agaete, donde nos reunimos la mayoría de los que trabajamos en la Unidad de Lesionados Medulares. Gracias Elena y Moisés porque tienen una casa preciosa y en un lugar inmejorable. Debe ser un placer levantarse y poder disfrutar estas vistas.
 
 
Bueno, al lio que tengo muchas otras entradas que escribir (jejejejeje).
 
Para preparar nuestro supermegaferrero vamos a necesitar estos ingredientes:
 
1/2 litro de nata para montar (nada de ligh, 35% m.g., que es como mejor queda) bien fría
50 grs. de avellanas picaditas
2 claras de huevo (mejor a temperatura ambiente)
100 grs. de chocolate fondant
250 grs. de Nutella (es la que lleva el Ferrero original)
100 ml. de leche
6 hojas de gelatina neutra
6 - 8 bombones Ferrero Rocher
 
Además para la cobertura necesitaremos:
100 ml. de nata
100 grs. de chocolate fondant
30 grs. de mantequilla sin sal
1 hoja de gelatina neutra.
Spray dorado comestible para el acabado.
 
Así es como yo lo preparo:
 
Lo primero es buscar un molde adecuado. Normalmente no tenemos ninguno totalmente redondo pero podemos usar algo similar. Yo tengo este bol de plástico que es casi, casi perfecto.
 
 

Para dejarlo preparado sólo tenemos que forrar el interior con film transparente evitando que se queden bolsas de aire y las menos arrugas posibles.
 
Pasamos a preparar nuestro bombón poniendo antes que nada las hojas de gelatina a hidratar en agua. Si le ponemos una piedra de hielo hidratarán mejor.
 
Mientras derretimos en un calentador, y a fuego suave, el chocolate con la Nutella y la leche. Cuando ya estén disueltos incorporamos la gelatina hidratada revolviendo hasta que esté bien disuelta y por último las avellanas picadas.
 
Reservamos para que vaya enfriando y mientras montamos la nata con la batidora de varillas.
 
Aparte montamos también las claras a punto de nieve fuerte.
 
Vertemos la crema de Nutella ya casi fría en un bol y le añadimos, poco a poco la nata, mezclando con una cuchara o una espátula con movimientos envolventes, sin batir.
 
Hacemos lo mismo con las claras a punto de nieve.
 
Por último añadimos los Ferreros. Yo prefiero partirlos por la mitad y no ponerlos enteros, pero es a gusto de cada cual.
 
Lo ponemos todo en el molde que habíamos preparado, alisando la superficie y dejamos enfriar en la nevera (unas 6 horas), hasta que cuaje o en el congelador (como 4 horas). Yo lo que hago es prepararla de un día para otro, la dejo en la nevera y al día siguiente la pongo en el congelador una hora o una hora y media para adornarla después.
 
 


Para preparar la cobertura ponemos, primero, a hidratar la hoja de gelatina y mientras fundimos en un calentador, a fuego suave, el chocolate con la nata y la mantequilla.
 
Cuando ya esté bien disuelto le incorporamos la gelatina hidratada y revolvemos bien, reservándolo para que se vaya entibiando (sin poner en la nevera).
 
Mientras desmoldamos nuestro bombón y lo cubrimos totalmente con las avellanas picadas. Esto es un poco entretenido pero nos va a dar el tiempo justo para que se enfríe la cobertura. Ya va teniendo buen aspecto ¿no?

 
Cuando tengamos nuestra cobertura tibia lo cubrimos todo de chocolate y lo ponemos a enfriar en la nevera.
 
 
Ya sólo nos queda el toque final, que es "pintarla" con el  spray dorado y adornar como más nos guste.
 
 

 
Este mes ya he hecho dos y creo que me quedan aún unas cuantas que preparar antes de que acabe el año.
 
Dime si no es un regalo perfecto:
 
 

¡Qué la disfruten!