sábado, 28 de octubre de 2017

Cake pops tipo Ferrero Rocher



Se va acercando el tiempo de turrones, polvorones, peladillas y todos esos dulces típicos de las fiestas navideñas.

Es cierto, aún estamos en octubre, pero ya se ven en el supermercado algunas de esas delicias.

Y ¡cómo no! También se ven los primeros bombones Ferrero Rocher. Mis favoritos y los de muchísima gente.

¡Cómo me gustan!

Será que tiene la cantidad justa de chocolate, que realmente no es mi sabor preferido; que están cubiertos de deliciosas avellanas troceadas, el toque del sabor de la Nutella... No sé. En este caso el todo es mucho más que la suma de las partes ¿o no?

Pues hasta que llegan tenemos que ingeniárnoslas el resto del año para degustar su sabor. ¿Que mejor que preparando unas cake pops?

Son fáciles y divertidas de hacer. Mejor si te ayudan los más pequeños de la casa y te van a encantar.

¿Qué te parecen?


Para prepararlas vamos a necesitar estos ingredientes:

Para el bizcocho de chocolate:

125 grs. de azúcar moreno
125 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 huevos L
125 grs. de harina simple de trigo
1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar 
1 cucharadita de levadura en polvo
1 pellizco de sal

Además: 

6 ó 7 cucharadas de Nutella
1/2 taza de avellanas troceadas
1/4 de taza de galletas tipo wafer troceadas

Para la cobertura:
1/4 de taza de avellanas troceadas pequeñas
1/4 de taza de galletas tipo wafer troceadas
250 grs. de chocolate con leche
150 grs. de chocolate fondant
1/2 cucharada de Nutella

Palitos para cake pops o palillos de pinchitos.

Prepararemos el bizcocho con antelación. Para ello preparamos el molde que vayamos a utilizar engrasándolo y espolvoreando con harina. También ponemos a precalentar nuestro horno a 180º.

En un bol batiremos juntas la mantequilla y el azúcar. Añadiremos los huevos uno a uno sin dejar de batir hasta que tengamos una mezcla esponjosa.

Aparte tamizaremos juntas la harina, el cacao, la levadura y la sal. Se lo añadiremos a la mezcla anterior batiendo lo justo hasta obtener una masa homogénea.

Volcamos en el molde y hornearemos a 180º durante unos 20 ó 25 minutos.

Cuando esté listo dejaremos entibiar antes de desmoldar sobre una rejilla para esperar a que acabe de enfriar.

Una vez frío lo trocearemos y desmigaremos en un bol.


Añadiremos las avellanas troceadas y las galletas y mezclamos bien.



Por último incorporamos la Nutella.


Ahora haremos unas pequeñas bolas y las dejaremos enfriar en la nevera aproximadamente 1 ó 2 horas.


En un bol fundiremos los dos chocolates a baño María o en el microondas durante aproximadamente 1 minuto o minuto y medio (lo haremos de 30 en 30 segundos para evitar que se queme).

Tomaremos cada palito y lo introduciremos en el chocolate y posteriormente lo insertaremos con cuidado en las bolitas. Esto lo haremos para fijarlo. Lo volvemos a poner en la nevera otra 1/2 hora para que enfríen y no se caigan.

Añadiremos la Nutella al chocolate antes de que se enfríe para que liguen bien.

En un bol mezclamos las avellanas y galletas troceadas y las añadimos al chocolate fundido ( si se ha enfriado demasiado podemos llevar nuevamente al microondas unos segundos para que vuelva a fundirse)  

Cuando estén los palitos ya fijados los iremos cubriendo con el chocolate y pondremos a enfriar pinchándolos sobre una superficie adecuada (corcho, soporte de cake pops...)



Una vez fríos podemos adornar con cápsulas de papel pequeñas y spray dorado comestible para darle más apariencia de bombones.


Ya están listos para degustar ¿puedes adivinar lo que van a durar en tu mesa?