jueves, 19 de diciembre de 2013

Tarta de piña y ron con crema de piña colada

 
Ya lo dije ayer, he estado haciendo unas cuantas recetas y esta es una de ellas.
 
Es perfecta como postre después de una cena copiosa de esas que nos esperan estos días.
 
Acabar una comida con piña o con limón nos ayudará a tener una digestión menos pesada... siempre que no te pases con la ración de postre ;-)
 
Esta en concreto se fue con la de Ferrero para Agaete como postre en el asadero. La hice y me la llevé sin probarla antes y cuando lo hice... hummmmm, me encantó. Tengo que hacerla de nuevo.
 
 
Estos son los ingredientes que vamos a necesitar
 
1 lata grande de piña en su jugo
2 cucharadas de ron añejo
2 cucharadas de azúcar moreno
1/2 bote de mermelada de piña (usé la de La vieja Fábrica ligh)
225 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
225 grs. de azúcar
225 grs. de harina simple de trigo
2 cucharaditas de levadura en polvo
4 huevos medianos
 
Para la crema de cobertura necesitaremos:
200 grs. de queso cremoso de untar (normalmente uso el de Carrefour)
125 grs. de azúcar glas tamizada
100 ml. de nata para montar
2 cucharadas de piña colada
 
Esta receta empieza unas 6 horas antes de hornear ya que es el tiempo que necesitará la piña para macerar.
 
Para ello vamos a escurrir bien la piña intentando retirar todo el zumo que se pueda. Luego la ponemos en un bol y le añadimos las cucharadas de ron y las de azúcar moreno, dejándola macerar hasta que vayamos a usarla. Mejor si es toda la noche.
 
 
Pasado este tiempo ponemos a precalentar nuestro horno a 180º y preparamos el molde que vayamos a usar para nuestra tarta, engrasándolo y espolvoreando de harina si hiciera falta.
 
Aplastamos a piña con un tenedor hasta que esté bien desmenuzada, la mezclamos con la mermelada y reservamos.
 
En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que tengamos una mezcla esponjosa, mejor con la batidora de varillas.
 
Añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo.
 
Tamizamos la harina con la levadura y se lo añadimos a la mezcla anterior y batimos el tiempo justo hasta que los ingredientes estén bien incorporados.
 
Volcamos la mezcla en nuestro molde y alisamos la superficie. Yo hice un solo bizcocho y luego lo partí a la mitad, pero puede hacerse en dos si lo prefieres.
 
Horneamos a 180º durante unos 25 minutos y cuando esté listo lo sacamos y dejamos entibiar antes de desmoldarlo.
 
Lo pasamos a una rejilla y dejamos que enfríe totalmente mientras preparamos la crema.
 
En un bol vamos a batir el queso con el azúcar glas y la piña colada hasta formar una crema. En vez de piña colada puedes añadirle un licor como el Malibú si te gusta el sabor más intenso. Le añadimos la nata y batimos hasta que monte y obtengamos una mezcla firme, dejándola en la nevera mientas termina de enfriarse el bizcocho.
 
Para montar nuestra tarta ponemos una capa de bizcocho y cubrimos con 2/3 de crema de queso.
 
A continuación añadimos la mezcla de piña y la otra capa de bizcocho.
 
 
Acabamos cubriendo con el resto de la crema de queso y adornando al gusto.
 
Yo le puse un poco de coco rallado y tostado y unas flores de fondant.
 
 
Y acabé personalizándola para la ocasión.
 
 
 
Así pude estrenar mis nuevas plantillas de abecedario ¿a que están chulas las letras?