miércoles, 29 de enero de 2014

Tarta de vainilla con ganaché de chocolate blanco y ¡Estamos de cumpleaños!



♫ Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos Leyla ♥, cumpleaños feliz ♫ ¡Bieeeeeeeeeeeen!

Esta fue la canción más escuchada en casa este domingo. 

Ya les dije que estaba preparando el primer cumpleaños de mi princesita.

¡Qué bonito fue cuando al despertar de su siesta ve la mesa con los dulces que le había hecho y señala una bandeja diciendo "Peppa, Peppa".
 
Por supuesto se refería a las galletas de su cerdita favorita, Peppa Pig. Desde que empezó al balbucear, una de las primeras palabas que dijo fue esta, ¡ah!, y "apa" (traducción: guapa) cuando se veía en el espejo jejejejejeje.
 
Bueno, esta es la mesa de las chuches
 
 
Son galletas de vainilla decoradas con glasa real y fondant y tarta con bizcocho de vainilla, relleno de crema pastelera y una cobertura de ganaché de chocolate blanco (un descubrimiento para mí).
 
La receta de las galletas es la misma que utilicé para las de Mickey y Minnie.
 
La de la glasa real pueden verla pinchando aquí.
 
Y ahora pasemos a la receta de esta estupenda tarta que he hecho siguiendo a nuestra admirada Alma Obregón.


Lleva estos ingredientes:
 
200 ml. de aceite vegetal
200 grs. de azúcar
200 grs. de harina simple de trigo
2 cucharadas de levadura en polvo
4 huevos
2 cucharadas de esencia de vainilla
 
Para el almíbar:
1/2 taza de agua
1/2 taza de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
 
La crema pastelera puedes ver cómo prepararla pinchando aquí.
 
Para la ganaché:
 
400 grs. de chocolate blanco (yo uso el de Nestlé)
500 ml. de nata para montar
Colorantes de los colores que prefieras.
 
Empezaremos preparando la ganaché ¿Qué por qué empiezo al revés? Pues porque esta cobertura necesita bastante tiempo de reposo, aunque vale la pena la espera. Es la primera vez que la preparo con chocolate blanco y me ha enganchado.
 
Troceamos el chocolate en un bol y reservamos. Cuanto más pequeños sean los trocitos, mejor.
 
En un cazo ponemos la nata al fuego y cuando empiece a hervir la retiramos y vertemos sobre el chocolate, revolviendo hasta que éste se haya disuelto del todo.
 
Dejamos que enfríe y refrigeramos al menos durante 6 horas. Lo ideal es prepararla la noche anterior y montar cuando vayamos a utilizarla.
 
Para hacer los bizcochos, preparamos nuestro molde o moldes engrasándolos y ponemos a calentar el horno a 180º.
 
Yo hice un solo bizcocho usando un molde en forma de corazón y luego lo dividí en dos.

En un bol batimos, con la batidora de varillas, los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.

Vamos añadiendo el aceite, mientras seguimos batiendo para que se integre a la mezcla anterior.

Echamos también la esencia de vainilla y mezclamos.

Tamizamos juntas la harina y la levadura y se lo incorporamos a la mezcla.

Vertemos la preparación en el molde que vayamos usar o la repartimos si son varios, procurando que haya la misma cantidad de mezcla en todos ellos.

Horneamos a 180º unos 25 ó 30 minutos o hasta que veamos que están listos.

Sacamos del horno y dejamos en los moldes durante unos 15 minutos aproximadamente antes de desmoldar y pasar a una rejilla hasta que acaben de enfriarse.
 
Mientras preparamos el almíbar poniendo en un cazo al fuego el agua con el azúcar. Cuando hierva un par de minutos retiramos y echamos la vainilla dejándolo que enfríe.
 
También puedes preparar la crema pastelera durante este tiempo.
 
Cuando ya tengamos los bizcochos fríos montamos la ganaché batiendo, con la batidora de varillas hasta que tengamos la consistencia adecuada.
 
Podemos dejarla así y adornar tal cual o separarla y teñirla con los colorantes para decorar como nos guste.
 
Para montar la tarta pondremos uno de los bizcochos, lo "calaremos" con la mitad del almíbar y lo cubriremos con la crema pastelera. Ponemos la siguiente capa de bizcocho y le echamos el resto del almíbar.
 
Cubrimos el bizcocho con una capa fina de ganaché  y refrigeramos unos 15 ó 20 minutos antes de adornar como más nos guste usando el resto de la cobertura.
 
 
Yo utilicé una boquilla de estrella abierta pequeña (literalmente una y ¡uff! menudo trabajito ir cambiando los colores, así que en cuanto pueda me compro cuatro más).
 
¡Que linda mi muñeca soplando la vela! ¿A que sí?
 
 
 Y en su mano, ¡cómo no! la galleta de su Peppa que falta en la foto de arriba.

¡¡¡¡Felicidades preciosa!!!!


 


https://sites.google.com/site/dulcespecadosyotraslujurias/tarta-de-vainilla-con-ganache-de-chocolate-blanco
Versión para imprimir