viernes, 21 de marzo de 2014

Bundt cake de chocolate blanco y queso



¿Recuerdan el verso de Machado? "La primavera a venido, nadie sabe cómo ha sido. Ha despertado la rama, el almendro ha florecido, en el campo se escuchaba el cri, cri del grillo. La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido"

Pues si, ya la tenemos aquí, aunque parece que en la mayoría del territorio español eso no se haya notado en el día de hoy. 

En donde yo vivo ha estado todo el día nublado y con algo de frío ¿cómo está el tiempo en tu ciudad?

Mis orquídeas sí que se han enterado y ya está floreciendo la primera de las siete que tengo. ¿No es bonita?



Bueno, al lio, que esto es un blog de repostería, con alguna que otra recetilla salada.

En la entrada anterior les dije que iba a utilizar este ingrediente ¿se acuerdan?


La receta original de este bundt cake es del libro de Bea Roque, "El Rincón de Bea". Si quieres conocer su blog pincha en el título del libro, aunque si estás ya haciendo dieta pre-verano, te aconsejo que no lo hagas porque querrás hacer todas sus recetas jejejejejeje

Yo la he tuneado a mi manera y este ha sido el resultado


Un bizcocho apto para muy golosos, advierto.

Los ingredientes que necesitas son:

100 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
125 grs. de azúcar
200 grs. de queso crema para untar (yo uso el de Carrefour)
4 huevos medianos
1 cucharadita de esencia de vainilla (yo utilicé pasta de vainilla Home Chef)
150 grs. de chocolate blanco (Valor en este caso)
80 grs. de gotas de chocolate blanco (las de la foto de arriba)
150 grs. de harina simple de trigo
1 cucharada de levadura en polvo

Para la cobertura:
150 m. de nata para montar
300 grs. de chocolate blanco
 
Ponemos a calentar nuestro horno a 170º y engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

Fundimos el chocolate blanco del bizcocho en el microondas durante 1 minuto, aproximadamente, a 700W y lo reservamos para que vaya enfriándose un poco.

Batimos con la batidora de varillas la mantequilla con el azúcar y le incorporamos la vainilla.

Añadimos el queso y seguimos batiendo hasta que veamos que está bien integrado.

Echamos los huevos, de uno en uno, batiendo para que se mezclen bien.

Añadimos ahora el chocolate fundido y luego la harina tamizada junto a la levadura.

Por último ponemos las gotas de chocolate blanco, mezclándolas con ayuda de una espátula o una cuchara de madera.

Vertemos la masa en el molde que habíamos preparado y horneamos durante aproximadamente unos 50 minutos a 170º (eso tardó en mi horno, en el tuyo puede ser igual o variar un poco)

Cuando esté listo sacamos del horno y dejamos entibiar durante unos 15 minutos antes de desmoldar y pasar a una rejilla para que acabe de enfriarse.


Cuando ya esté frío preparamos la cobertura.

Para ello troceamos el chocolate en un bol y ponemos a calentar, aparte, la nata.

Cuando empiece a hervir la retiramos y la echamos poquito a poco sobre el chocolate, dándole vueltas con una espátula hasta que veamos que éste se ha fundido totalmente.

La volcamos sobre nuestro bizcocho y dejamos que enfríe totalmente.

Adornamos luego como más nos guste. 



¿No te dan ganas de darle un bocado?

Ah, no se si te habrás dado cuenta, pero he puesto una opción para poder imprimir la receta. No lo tienen todas aún porque hay que ir incorporándolas una a una. 

¿Se podía haber hecho de otra manera? Si, pero se imprimiría todo el post, y si lo que te interesa es llevarte la receta a la cocina en papel esta me pareció la mejor opción, aunque más trabajosa para mí.

Bueno, ¿adelantamos un ingrediente de la próxima receta?


Hay que ver que cosas tan buenas pueden hacerse con una fruta tan sencilla como esta ¿verdad?



Versión para imprimir