miércoles, 10 de diciembre de 2014

Kerstkransjes - Galletas holandesas de Navidad


 
Vuelve a ser día 10 y nuevamente nos reunimos en el blog de Pili "Tothom a la cuina" para viajar "repostereando" en el reto que nos propuso "Reposteras por Europa".
 
Este mes nuestra compañera de viaje, Rosi, de "Mi mundo Pinkcake" nos ha invitado a conocer Holanda, y allí nos hemos ido todas.
 
http://tothomalacuina.blogspot.com.es/2014/12/recopilatorio-reto-reposterasporeuropa.html
Pincha en la foto para ver el recopilatorio
 
"Novelereando, novelereando por esos mundos de internet  (ya me hubiera gustado hacerlo in situ), me encontré con estas galletas que me entusiasmaron nada más verlas.
 
 
El nombre "Kerstkransjes" significa literalmente "Guirnaldas de Navidad". Y es que estas galletas se preparan en diciembre para adornar el árbol.  Tradicionalmente eran redondas y cubiertas de almendras picadas o laminadas pero en la actualidad se hacen de muchas formas diferentes y con distintas coberturas, azúcar, chocolate... Eso sí, lo que es común a todas es el agujero en el centro por que si no ¿por dónde pasamos el lazo para colgarlas?
 
Se preparan así de fácil.
 
Ingredientes:
 
150 grs. de harina simple de trigo
1/2 cucharadita de levadura en polvo
100 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
75 grs. de azúcar glas
1 huevo grande
1 cucharadita de esencia de vainilla
 
Para adornar:
1 huevo
Almendras picadas
Azúcar granulado
 
En un bol pondremos la harina, la levadura y el azúcar glas tamizadas juntas y le incorporamos la mantequilla y la esencia de vainilla, mezclando todo con una cuchara de madera hasta que tenga una textura que nos recuerda al pan rallado.
 

Batimos el huevo ligeramente y se lo incorporamos formando una masa algo pegajosa.
 
Amasamos un poco sobre una superficie enharinada y formamos una bola. La forramos en film transparente y la llevamos a la nevera una media hora aproximadamente.
 
 
Pasado ese tiempo sacamos y estiramos hasta obtener un espesor de unos 3 a 5 mm según si te gustan más o menos gruesas. Yo preferí hacerlas finas.
 
Vamos cortando las galletas con un cortador con borde de ondas y le haremos el hueco del centro con otro cortador pequeño o con la parte trasera de una boquilla de las que se usan para decorar con la manga pastelera. Las iremos colocando en bandejas cubiertas con papel de horno respetando una separación de uno o dos centímetros entre ellas.
 
Las llevamos unos 15 minutos a la nevera mientras ponemos a precalentar el horno a 180º.
 
Pasado este tiempo sacamos del frío y pintamos con el otro huevo batido. Adornamos con almendras picadas o azúcar granulado y lo introducimos en el horno durante 15 minutos a 180º.
 
 
Cuando veamos que empiezan a tostarse un poco las retiramos y dejamos enfriar en la bandeja unos 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla. Esto es importante, ya que recién salidas del calor están algo blandas al tacto pero al ir enfriando endurecen y cogen el punto.
 
Cuando estén frías les pasamos el lazo y si no se las comen antes, las colgamos en nuestro árbol.
 
 
Como te dije, las tradicionales son con almendras, pero como a mi me gusta el color y tengo una enana pequeña en casa hice estas con azúcar coloreada para darles algo más de alegría.

 
¿Llegarán al árbol? En la próxima entrada ya te cuento, pero me huelo que lo voy a tener difícil.
 






Versión para imprimir