domingo, 26 de febrero de 2017

Bizcocho invertido de piña


Estamos a unas semanas de que empiece la primavera y en plena época de carnaval.

Es esta la época del año en la que ya empiezo a echar de menos la fruta de verano y para matar el gusanillo tengo que tirar de los productos enlatados.

No tienen ni punto de comparación con la fruta fresca pero ¡qué buenas recetas podemos elaborar con ella!

Aquí tienen un ejemplo. Este bizcocho de piña está exquisito. Míralo tú mismo.


Estos son los ingredientes que vamos a necesitar para elaborarlo:

2 cucharadas de azúcar moreno
1 lata grande de piña en su jugo
300 grs. de harina simple de trigo
2 cucharaditas de levadura en polvo
125 grs. de mantequilla sin sal
200 grs. de azúcar blanca
2 huevos L

Preparamos el molde que vayamos a utilizar engrasándolo y luego cubriendo la base y laterales con papel de horno también untado de aceite.

Ponemos a calentar el horno a 180º y nos metemos en faena.

Repartiremos el azúcar moreno por la base del molde y a continuación las rodajas de piña escurridas.


Aparte tamizamos juntas la harina y la levadura en un bol haciendo un agujero en el centro.

A fuego lento derretimos la mantequilla con el azúcar, removiendo continuamente hasta que veamos que el azúcar se ha diluido totalmente (no dejar que se caliente demasiado).

Añadimos el jugo de la piña y luego los huevos, uno a uno batiendo bien.

Añadir esta mezcla al bol de harina y remover con una cuchara de madera hasta que estén todos los ingredientes integrados. No excedernos en esto.

Echar la masa sobre la piña que tenemos en el molde alisando posteriormente la superficie.

Hornearemos durante unos 50 ó 60 minutos (depende de cada horno). Cuando esté lista dejaremos entibiar antes de desmoldar y pasar el bizcocho a una rejilla para que acabe de enfriarse (aproximadamente unos 15 ó 20 minutos).


¿No te parece que tiene una pinta deliciosa?