miércoles, 9 de octubre de 2013

Mesa de boda


¡Y por fin se casaron!


Como les dije en el post anterior, se nos casaba una compañera de trabajo. ¡Menuda boda! Fue todo un éxito. Nos lo pasamos genial. Se me estropearon los zapatos, pero que más da como dice la canción de Mario Vaquerizo, al fin y al cabo fue de tanto bailar.

El lugar, una aula de la naturaleza que se llama Lomo Jurgón y que pertenece al municipio de Arucas, en Gran Canaria. Con unas vistas preciosas. ¿A que si?






Por cierto, que casi me pierdo. ¡Mira que señalaron el camino con globos y todo! Aún así me empeñé en tener que volver a dar la vuelta y me metí por la ruta equivocada. Pensaba que no llegaba a tiempo pero si, pude ver la ceremonia completa.


Fue muy emotivo todo, hasta se me escapó alguna lagrimilla cuando se decían los votos. Se veía tanto amor cuando se miraban a los ojos .


Para endulzar más, si cabe, el momento les preparé esta estupenda mesa ¿que me dicen? ¿Valió la pena el trabajo de la semana?






Lo que ven son tres tipos de cupcakes, Red Velvet (terciopelo rojo) con crema de queso, de chocolate con crema de Nutella y de arándanos. Además unas galletas de vainilla y otras de limón. Como remate, una pequeña tarta de vainilla.

Me quedé muy contenta con el resultado y por lo que tardaron en desaparecer, los asistentes a la boda también.

Esta tarde comenzaré a ponerles la receta de todo.

Sólo me queda desearles toda la felicidad del mundo a la feliz pareja y agradecerles que contaran conmigo para estar ahí y compartir el momento.


¡Hasta luego!