lunes, 13 de enero de 2014

Galletas de Mickey y Minnie Mouse



 ¿Quien no conoce a esta pareja? Nos han acompañado durante toda nuestra vida porque yo ya tengo algunos añitos y recuerdo ver estos dibujos animados cuando aún era una niña.
 
A mi hija siempre le ha gustado el personaje de Minnie, incluso aún este año le ha encantado el calendario que le "trajeron los reyes" y que tiene dibujos de esta coqueta ratoncilla.
 
Por eso cuando vi los cortadores en el supermercado no pude resistirme a comprarlos. Eso fue hace como hace un mes pero, con tanto jaleo en las fiestas, no había podido ponerme a "galletear" (me perece que acabo de inventar una nueva palabra)
 
Así es que hace un par de días hice las galletas y ayer pasé la tarde entretenida decorándolas.
 
 
¿Qué chulas verdad?
 
Sí, quedan muy bonitas pero... ¡dan tanto trabajo y duran tan poco! que hay que tener un buen día de inspiración y paciencia para dedicarles el tiempo que se merecen.
 
A mi niña (la grande, claro) le encantaron las de Minnie.
 
 

 Si quieres divertirte un ratillo vas a necesitar estos ingredientes para hacer las galletas:
 
125 grs. de mantequilla con sal (sí, con sal, no me he equivocado, pero si puede ser media sal, mejor)
1 huevo mediano
125 grs. de azúcar glas
300 grs. de harina simple de trigo
1 cucharadita de esencia de vainilla, limón, naranja o la que prefieras
 
Para decorarlas:
Fondant de colores: rosa, rojo, negro y blanco.
 
Tamizamos el azúcar glas y la harina juntas en un bol.
 
Le añadimos el huevo batido levemente, la vainilla y la mantequilla cortada a trocitos.
 
Mezclamos todo con las manos hasta que tengamos una masa homogénea y compacta.
 
Hacemos una bola y dividimos en dos.
 
Ponemos una de las bolas entre dos láminas de papel de horno y la estiramos hasta unos 5 mm. de grosor ayudándonos con el rodillo.
 
Repetimos la operación con la otra bola y las dejamos ambas en la nevera unas horas.
 
Sacamos y cortamos nuestras galletas con la forma que hayamos decidido y volvemos a poner en la nevera 15 ó 20 minutos más.
 
El tiempo de enfriado de la masa es imprescindible si queremos que nuestras galletas no pierdan la forma al calentarse.
 
Precalentamos nuestro horno y horneamos a 180º unos 10 minutos.
 
Al sacarlas dejamos en la bandeja 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla para que acaben de enfriarse.
 
Y ya sólo queda decorarlas con el fondant.
 
Lo estiraremos ayudándonos con un rodillo y cortamos usando los moldes de las galletas.
 
Para "pegar" el fondant a la galleta podemos untarla con un poco de crema de avellanas, pintarlas con mermelada o simplemente ayudarnos con un pincel humedecido en agua, con el que pegaremos también los lunares y los lazos.
 
 
Es mejor preparar las galletas uno o dos días antes de decorarlas y una vez puesto el fondant dejar también un días más para que éste se seque.
 
 
Una vez hechas se conservan muy bien durante semanas, sobre todo si las guardas envueltas en celofán.
 
Al verlas te da hasta pena comértelas pero en casa esta noche ¡ya no quedaba ninguna!.