miércoles, 29 de enero de 2014

Glasa real



 
Preparar una glasa para adornar unas galletas a mi me parecía dificilísimo. Había probado un par de recetas y hasta ahora no había conseguido la consistencia adecuada.

¡Pero se acabó! ¡Por fin he dado con una que me ha salido a la primera! Y todo gracias a My World for a Cupcakes. Estupendo su blog, y todo muy bien explicado.
 
Yo he adaptado la receta para hacer sólo la mitad y me ha dado suficiente para preparar unas 10 galletas de Peppa Pig de unos 8 cm. de diámetro aproximado.
 
Se necesitan estos ingredientes:
 
6 grs de merengue en polvo (se vende en tiendas especializadas en productos de repostería)
40 grs. de agua
225 grs. de azúcar glas tamizada.
 
Ponemos todos los ingredientes en un bol y con ayuda de la batidora de varillas batimos hasta que tengamos una mezcla homogénea y muy blanca.
 
Cuando esté lista tendrá la consistencia similar a la pasta de dientes, que es la que necesitaremos para perfilar y hacer los detalles en nuestras galletas.
 
Para obtener la glasa adecuada para rellenar tendremos que añadirle un poco más de agua. Vamos probando primero una cucharadita, luego si hace falta otra... y así hasta que tengamos una mezcla con una consistencia como la de la cola blanca de carpintero.
 
Para conservarla debemos guardarla muy bien tapada, mejor en un envase hermético ya que al contacto con el aire se seca.
 
Puede teñirse usando colorante en polvo, gel o pasta.
 
Primero se perfila el dibujo y se deja secar. Se rellena y se deja secar y luego se vuelve a perfilar (si se quiere) y se hacen los detalles.

Así quedaron mis galletas. Sí, ya lo sé, me falta práctica, pero lo importante es que a mi princesa le encantaron.
 

¡A seguir haciendo galletas!