miércoles, 22 de octubre de 2014

Tarta de tres chocolates y frambuesa

 
 
¡Qué deprisa pasa el tiempo! Y de unos años a esta parte parece que el reloj corre más rápido ¡y yo quiero hacer tantas cosas!
 
¿A que viene este pensamiento? Pues a que el pasado día 14 fue mi cumpleaños, mi 53 cumpleaños, que se dice pronto.
 
Cuando era jovencita pensar en una persona de esta edad era pensar en una persona mayor, cercana a la jubilación y ahora que soy yo la que está aquí no me veo para nada de la misma manera.
 
Me encuentro llena de ideas y proyectos por hacer, con muchas ganas de emprenderlos y con muy pocas de dejar de trabajar. Y por supuesto, no me veo tan mayor jejejejejeje
 
Debe ser por eso que el destino (y mi supervisora, sin saberlo) decidiera que esa noche tenía que trabajar y claro está, ¿qué menos que celebrarlo con una tarta especial con mis compañeros? 
 
Como puedes leer lleva 3 bizcochos, cada uno de un chocolate diferente,  buttercream de frambuesa y frutos rojos frescos.
 
¿Lo más complicado de hacer esta tarta? Guardarla en casa sin que nadie le de un pellizco. Lo demás es bastante sencillo.
 
Para cada uno de los bizcochos vamos a necesitar:
75 grs de chocolate (blanco/negro/con leche)
80 ml. de leche semidesnatada (240 ml. en total)
100 ml. de aceite (300 ml. en total) (yo para este tipo de recetas suelo usar aceite vegetal pero puede ser de oliva suave si lo prefieres)
100 grs. de azúcar (300 grs. en total)
2 huevos grandes (6 en total)
1 y 1/2 de levadura en polvo (4 y 1/2 en total)
100 grs. de harina simple de trigo (300 en total)
 
Para la buttercream:
250 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 grs. de azúcar glas
1 cucharada de frambuesa en pasta
 
Además:
Frutos rojos frescos: fresas, frambuesas, moras y arándanos (esto ya depende del gusto de cada uno y la disponibilidad de la fruta)
 
Cada uno de los bizcochos se prepara así:
 
Ponemos en un cazo al fuego, la leche con el chocolate (una vez será el blanco, otra el negro y otra el chocolate con leche) y vamos removiendo suavemente hasta que se haya derretido completamente. Apartamos y dejamos que vaya enfriando.
 
Mientras, ponemos a calentar nuestro horno a 180º y preparamos los moldes. Yo usé unos de silicona de 18 cm de diámetro.
 
En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos y añadimos el aceite.
 
Tamizamos la harina con la levadura y lo incorporamos a la mezcla anterior.
 
Echamos por último la leche con el chocolate disuelto y batimos hasta que tengamos una mezcla homogénea.
 
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos a 180º durante unos 25 ó 30 minutos.
 
Retiramos y dejamos entibiar antes de desmoldarlos y pasarlos a una rejilla para que enfríen del todo.
 
Mientras preparamos la buttercream.
 
En un bol ponemos la mantequilla y empezamos a batir añadiendo poco a poco el azúcar glas tamizada.
 
Cuando estén bien integradas añadimos la cucharada de frambuesa en pasta y batimos un poco más. Reservamos en la nevera hasta el momento de montar la tarta (como mínimo unos 30 minutos para que tenga la consistencia adecuada).
 
Cuando los bizcochos hayan enfriado montamos nuestra tarta.
 
Yo puse primero el bizcocho de chocolate negro, cubrí con una capa de crema, una capa de fresas laminadas, luego el bizcocho de chocolate con leche, otra capa de crema y por último el de chocolate blanco, cubriendo luego todo con el resto de la crema y poniendo los frutos rojos encima.
 
El contraste de la crema dulce y el ácido de la fruta quedó de vicio.
 
Tanto que no me quedó más remedio que preparar otra tarta para casa ¡es que si no, me comen!
 
 ¿Un trocito?
 
 
 
  


Versión para imprimir