sábado, 27 de diciembre de 2014

Galletas sello de vainilla



Y se nos fue la Nochebuena. ¿Cómo pasaste esa noche?

Este año estrenamos la casa de mi hijo que nos invitó a cenar. ¡Menuda cena! Yo no sabía que cocinara tan bien. Alex, me parece que voy a autoinvitarme a tu casa más de una vez jejejejejeje.

Nos preparó un pavo al horno, enorme, que estaba en su punto. Y a mí, claro está lo que me tocó fue llevar el postre. Una tarta de Ferrero Rocher como la que puse en el blog el año pasado. Se está convirtiendo una costumbre hacerla por estas fechas.
 
Y entre una cosa y la otra a mi me ha dado por las galletas.
 
Estas hace ya un tiempo que me venían rondando por la cabeza, pero como no tenía los moldes de sellos había ido posponiéndolas. Hace un par de semanas los vi en Rocasa y ya no había excusa
La receta por la que me decidí entre las muchas que pude ver en la web es la de  Silvia, del blog Mega Silvita que siempre es una apuesta segura. ¡Menuda repostera! Me encanta todo lo que hace.
 
Por supuesto salieron a la primera y quedaron así de bonitas.
Estos son los ingredientes que necesitas para prepararlas:

250 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 grs. de azúcar glas
500 grs. de harina simple de trigo
1 pizca de sal fina
1 huevo grande
1 yema
1 cucharadita de esencia de vainilla

En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar glas lo justo para que se integren y le añadimos el huevo y la yemas ligeramente batidos con la esencia de vainilla.
 
Tamizamos la harina con la sal y la añadimos a la mezcla anterior de dos veces para facilitar el amasado. Mezclaremos usando una cuchara de madera o una espátula.

Cuando veamos que ya no se pega a las paredes del bol volcaremos sobre una superficie enharinada y seguimos amasando manualmente durante unos minutos.
 
Siguiendo las instrucciones de Silvia formaremos bolitas de unos 40 grs. cada una (salen como unas 30) y las aplastaremos utilizando el molde de sello hasta que empiece a sobresalir la masa por los bordes.
 
Podemos dejarlas así o usar un molde para galletas como el que ves en la foto y darle un acabado algo más fino.
 
Aprovecharemos los "recortes" volviendo a amasar y formando nuevas bolitas y galletas.
 
Las iremos colocando en una bandeja cubierta de papel de horno y las llevamos a la nevera para que endurezcan durante aproximadamente una hora.
Pasado este tiempo precalentamos el horno a 170º y horneamos las galletas durante 15 minutos. Es importante que pasen de la nevera directamente al horno para evitar que se deformen.

Cuando veamos que empiezan a dorarse por los bordes ligeramente, las retiramos y dejamos entibiar unos 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla para esperar que enfríen completamente.
 Ya están listas para acompañar una de chocolate, de café o, como yo las prefiero, con un buen te.
 Y, sí, ya se que les dije que les iba a poner mis blogs nominados para el premio Dardos, pero ¡sorpresa! me han concedido algunos premios más y he decidido preparar una entrada independiente para ponerlos todos juntos.

¡Gracias amigos blogueros y blogueras por pensar en mí y en mi pequeña aportación a esta gran afición que es la repostería!

Gracias y ¡Felices Fiestas!





Versión para imprimir