domingo, 14 de diciembre de 2014

Polvorones de gofio y un nuevo premio


♫  Navidad, Navidad, dulce Navidad...♪ o como dice mi nieta ♪ "ninidá, ninidá".  ¡Que bonita son estas fiestas si se ven con los ojos de los niños! El otro día íbamos paseando por un centro comercial y casi se le partía el cuello de ir mirando hacia arriba, a los adornos que colgaban del techo "mía, ninidá" (traducción: "Mira, la Navidad").
 
Yo en eso soy como un niño pequeño. Me encanta ver cómo se adornan los escaparates, las calles y como se ve todo distinto. Me entusiasma montar mi árbol el día 6 de diciembre (siempre lo hago la misma fecha) y poner algunos otros adornos por la casa. Eso ya es una tradición.
 
Otra es preparar polvorones. Ya levo un par de semanas oyendo una vocecilla "mamá, ¿cuándo vas a hacer los polvorones?, ¿Y mis polvorones? Lo próximo que hagas tienen que ser mis polvorones. Por supuesto, esa "vocecilla" no es otra que la de mi  hija, ya saben, mi fan número uno y polvoronadicta declarada.
 
Así que, aquí están. Y de gofio, sus favoritos.
 
 
Son muy fáciles de hacer y con muy pocos ingredientes. Son estos:
 
200 grs. de gofio de trigo sin sal (cuando más clarito y suave el tueste mejor)
125 grs. de almendra molida
80 grs. de azúcar glas tamizada
Una pizca de sal
La ralladura de un limón
1/2 cucharadita de canela molida
125 grs. de manteca de cerdo
 
En un bol pondremos el gofio, la almendra molida, el azúcar, la canela, la sal y la ralladura de limón y lo mezclamos todo bien.
 
Añadimos la manteca troceada muy pequeño y mezclamos hasta formar una masa compacta. Formamos una bola y la dejamos unos 15 minutos en reposo.
En este punto ya empezó mi hija a ir pellizcándome la masa para ver si estaba buena Xmas Snowball Emoticonos.
 
Pasado ese tiempo (si queda algo), ponemos a precalentar el horno a 180º y extendemos la masa (no muy gruesa, porque el gofio tiene mucho sabor) y cortamos los polvorones. Podemos usar un cortapastas o un vaso, lo que tengas más a mano. A mi no me gusta hacerlos muy grandes para quedarnos con ganas de repetir.
 
 
Los vamos colocando sobre una bandeja de horno cubierta de papel vegetal y horneamos unos 10 minutos. Retiramos y dejamos enfriar porque caliente son muy, muy delicados y pueden romperse fácilmente.
 
Espolvoreamos con azúcar glas y canela molida y ¡a disfrutar!
 
Hoy aprovecho para celebrar con esta receta un nuevo premio, el que me ha dado Raquel de La dulce Espiga. Se trata del premio Dardos, en el que se premia la creatividad, el esfuerzo y la dedicación en mantener activo un blog. ¡Gracias Raquel por pensar en mí!
 
 
Como todos los premios, este también tiene sus normas que son: poner la imagen del premio recibido en tu blog (hecho), enlazar al blog que te lo ha otorgado (hecho) y premiar a 15 blogs (esto queda pendiente para la próxima entrada).
 
Mientras voy pensando a quien doy este premio (qué difícil quedarme sólo con 15 blogs) voy a comerme otro polvorón antes de que se acaben, que desaparecen.
 
 
♫  Navidad, Navidad, dulce Navidad...♪
 
 
 
 
Versión para imprimir